Creando un clima laboral favorable

Creando un clima laboral favorable

Es un hecho que los tiempos han cambiado y el sistema interno de las empresas ha revolucionado, el crecimiento acelerado de la competencia nos ha generado la necesidad por estar fortalecidos internamente para tener la capacidad de enfrentar retos y cambios. Anteriormente lo único que se buscaba era producir y obtener resultados instantáneos dejando a un lado el factor humano. Sin embargo, hoy en día, la visión se ha ampliado y se ha comprendido que los resultados óptimos provienen del bienestar de los colaboradores; lo que ha llevado, primeramente, a las grandes empresas, a invertir fuertes cantidades de dinero en el desarrollo de su personal.

Robert Levering, Co – fundador de Great Place to Work, menciona que “cuando el capital humano se siente seguro y feliz en su trabajo, está dispuesto a colaborar con mayor soltura y brindar más ideas creativas”. Y ¿cómo lograr esto? La clave consiste en la construcción de tres elementos primordiales:

1.- La confianza, la cuál es el eje fundamental de las relaciones de trabajo e inicia a través de la credibilidad, la congruencia y el respeto que transmite el líder. Cuando los niveles de confianza incrementan, mejoran los resultados ya que la cooperación y la innovación dependen directamente de ella.

2.- El sentido de pertenencia, que lleva al personal a conectarse de manera auténtica con su trabajo y sus compañeros, logrando altos niveles de orgullo y entrega hacia el cumplimiento de objetivos.

3.- El compañerismo, que promueve la participación continúa y equipos de alto rendimiento, elevando la calidad de las relaciones y la empatía entre el personal.

En conclusión, estos elementos contribuirán a que el personal sea competente para responder de forma efectiva a las necesidades de los clientes, desarrollando una cultura orientada al aprendizaje, al trabajo colaborativo, al intercambio de conocimientos, ideas y experiencia y a su enriquecimiento personal y profesional, lo que recae en la motivación, un elemento esencial para que el personal pueda desempeñarse desde su máximo potencial y de esta manera centrar sus objetivos y acciones en un resultado específico.

Por: Lic. Paulina Osorio Ventosa

Coordinadora de Recursos Humanos.

Disponible en formato PDF

Anterior Ingeniería Industrial y Lean Six Sigma
Siguiente La atracción de jóvenes profesionales PREMIUM hacia las corporaciones multinacionales