¿Cómo impacta en la economía nacional la caída internacional del precio del petróleo?

¿Cómo impacta en la economía nacional la caída internacional del precio del petróleo?

Diferencias en la política de oferta y demanda en OPEP; el gobierno mexicano depende de la fortaleza del precio del petróleo para su operación; el estancamiento de la economía China y la incorporación de Irán al mercado petrolero.

La dependencia económica del petróleo de los países emergentes pone en riesgo su estabilidad económica en función de que no controlan los factores que inciden directamente sobre la oferta y la demanda de petróleo, asimismo, el tener una industria débil en comparación de industrias internacionales, como es el caso de Arabia Saudita, Rusia, Qatar, Nigeria, Argelia, Angola, entre otros. Todo esto ha generado un ambiente de inestabilidad y nerviosismo ante la sobreoferta y falta de control en el precio del crudo.

Paralelamente, la economía China está sufriendo una desaceleración importante en su economía, sin embargo, sus directrices económicas, como inversión extranjera directa, estímulos económicos en materia de infraestructura inmobiliaria, protección a su mercado, balanza equilibrada entre las exportaciones e importaciones, deja libre de los cambios volátiles del precio del crudo, situación opuesta a la establecida en países como México, Venezuela y Brasil, entre otros, la desaceleración del crecimiento de la economía China genera turbulencia ante el anuncio de ésta de requerir una demanda moderada de petróleo.

Tras el levantamiento del embargo económico de Estados Unidos a Irán, éste ingresó al mercado petrolero con una oferta de 500,000 barriles en su primera propuesta, esta circunstancia pone en riesgo la estabilidad económica de los países que dependen del precio del crudo para sus finanzas internas pues la oferta sobrepasa la demanda.

Ante este escenario la economía mexicana se encuentra bajo tres factores, el programa y paquete de coberturas del gobierno para proteger el déficit por el bajo ingreso proveniente del bajo precio del petróleo. Sin embargo, cuando los precios del petróleo caen, la divisa mexicana se deprecia frente a la divisa norteamericana, la balanza comercial entre exportaciones e importaciones se vuelve más compleja y la economía doméstica se ve afectada por el incremento de precios y el alto precio nacional  de la gasolina, el gobierno debe enfrentar sus obligaciones administrativas con menos presupuesto y mayor eficiencia. La iniciativa privada se ve obligada a racionalizar sus insumos y generar políticas más agresivas en el manejo de recursos humanos, se exige más al trabajador en menos tiempo. El turismo como actividad económica preponderante también se ve afectado pues cae el turismo nacional, en contra parte el turismo extranjero encuentra en México una buena opción ante la fortaleza del dólar y del euro. La perspectiva optimista es generar una economía sólida en función de la innovación tecnológica y de servicios con estándares internacionales de calidad, que van de la mano de políticas educativas más eficientes.

Por: Dra. Elizabeth Espinoza Monroy
Profesora de tiempo completo del Departamento de Derecho de la UDLAP
elizabeth.espinoza@udlap.mx

Disponible formato PDF

Anterior ¿La tecnología nos hace más o menos sociables?
Siguiente ¿Qué nos falta?