Cómo empezar un análisis financiero

Cómo empezar un análisis financiero

Cuando se analizan estados financieros de una empresa, sea que se trabaje con pesos, lo cual no es aconsejable, que se haga la conversión a porcentajes o que se calculen razones –que son relaciones entre cifras de los distintos estados– es importante estar atento a descubrir qué nos muestra la información.

Quien se inicia en el análisis financiero debe entender los estados financieros de manera individual y en su conjunto. Tener claro que las empresas que cotizan en la Bolsa de Valores, y algunas que no lo hacen, elaboran un «reporte anual», el cual incluye:

  • Descripción de la empresa
  • Información general
  • Historia de la empresa
  • Descripción del negocio (actividades, distribución, patentes, clientes, estructura organizacional, estadísticas, etcétera)
  • Información financiera
  • Cuestiones de la administración
  • Segmentos que la integran
  • Principales productos
  • Cifras financieras de años anteriores
  • Comportamiento de sus acciones en la bolsa
  • Razones financieras
  • Riesgos que enfrenta la empresa
  • Principales estrategias
  • Informe del Comité de Auditoría y de los auditores
  • Estados financieros

El primer trabajo es leer esta información y separar lo que es útil para el análisis y lo que no lo es, verificando que no exista contradicciones en el reporte.

Al entrar a los estados financieros, no debe olvidarse que hay que revisarlos, incluyendo las notas a los mismos que, según la Norma de Información Financiera (NIF) A-7, son:

  • Explicaciones. Amplían el origen y significado de los datos y cifras que se presentan en dichos estados (proporcionan información acerca de la entidad y sus transacciones, transformaciones internas y otros eventos, que la han afectado o podrían afectarla económicamente; así como, sobre la repercusión de políticas contables y de cambios significativos).
  • Las notas explicativas a que se ha hecho referencia forman parte de los estados financieros.

En el caso del balance general y del estado de resultados, las notas contienen, comúnmente información relativa a los aspectos siguientes:

  • a) Operaciones, bases de presentación y políticas contables significativas
  • b) Consolidación
  • b) Cuentas por cobrar
  • c) Inventarios
  • d) Inmuebles, maquinaria y equipo
  • e) Deuda a largo plazo
  • f) Capital contable o inversión de los accionistas
  • g) Información por segmentos
  • h) Otros gastos o ingresos
  • i) Resultado integral de financiamiento
  • j) Impuestos a la utilidad
  • k) Operaciones en moneda extranjera
  • l) Obligaciones laborales al retiro
  • m) Compromisos
  • n) Partes relacionadas
  • o) Instrumentos financieros derivados

Con una simple lectura atenta del reporte anual, de los estados financieros y de sus respectivas notas, un lector bien informado puede obtener un primer panorama sencillo –y concreto– de la empresa y, a partir de ahí, puede ampliar su análisis a través de convertir los estados financieros a porcentajes, así como de calcular algunas razones financieras básicas.

Acerca del autor: Contador Público con estudios de Maestría en Administración y candidato a Doctor en Educación. Con más de 40 años de experiencia docente y profesional en contabilidad, costos, análisis financiero y auditoría. 291 cursos impartidos en diversas universidades, de los cuales el 88% ha sido a nivel licenciatura y el resto en maestría. 194 módulos de diplomado impartidos a personal de diversas empresas. Autor de los libros “Contabilidad 1”, “Costos” y “Contabilidad Administrativa” con editorial Pearson. Articulista en diversos periódicos y autor de su propio blog “Visión Financiera”. Coordinador de las materias Contabilidad Financiera, Contabilidad de Costos, Análisis de Costos y Contabilidad Gerencial.

Por: Mtro. Francisco Javier Calleja Bernal
Profesor de tiempo completo del Departamento de Finanzas y Contaduría de UDLAP
francisco.calleja@udlap.mx

Disponible formato PDF

Anterior Alsea avanza en la adquisición de Vips
Siguiente Dos casos bancarios diferentes