Bienvenido paisano: la información en mis manos

Bienvenido paisano: la información en mis manos

Espacio en el que ha aparecido el artículo y fecha en que ha sido publicado: e-consulta (08-03-2017).

 

Recientemente me llamó la atención ver cómo se tienen bien identificados a los inmigrantes mexicanos indocumentados en diversos estados de los Estados Unidos y al ver la distribución en el mapa no dudé en reafirmar el poder que tiene la información. Desde luego, ésta es vital para mantener el orden y buen funcionamiento de un país, pero más allá de eso, reflexioné en el poder que tendríamos si se nos compartiera más información como ciudadanos.

Normalmente estos datos se comparten solamente con las autoridades, por lo que son investigadores en temas de migración los que se toman la tarea de entrevistar y analizar edades, condiciones, etc. de los migrantes y somos pocos los que tenemos el privilegio (como es el pertenecer a una universidad) de tener acceso a artículos académicos e informarnos al respecto. ¿Qué pasaría si supiéramos a qué se dedican aquellos que regresan, cuántos años pasaron fuera, su nivel de inglés, las habilidades que tienen? ¿No ayudaría todo esto a generar soluciones y a recibirlos con un plan de acción? ¿Hay quienes puedan enseñar inglés a nivel básico en su comunidad? ¿Hay quienes desarrollaron alguna habilidad estando en los Estados Unidos? ¿Hay técnicas o procesos nuevos que aprendieron? ¿Son aplicables en nuestro país?

En su libro Wikinomics, Tapscott y Williams (2008) hablan de la ‘inteligencia colectiva’ o ‘sabiduría de las multitudes’, donde colaboraciones abiertas, sin jerarquías y basadas en redes son la base del progreso en una era intensiva en información como la que vivimos. Los autores argumentan cómo si se les proporcionara a los ciudadanos la información necesaria, éstos serían capaces de encontrar soluciones a muchos de los problemas. Hay ejemplos de países europeos en los que el diseño de plataformas tecnológicas por individuos o pequeñas organizaciones, ha ayudado a refugiados a encontrar proyectos que los canalizan a realizar un trabajo y a tener así un sustento propio. Spark, de origen americano, es un ejemplo de este tipo de plataformas que conecta a empresas privadas con refugiados que poseen ciertas habilidades.

El Instituto Nacional de Migración de nuestro país seguramente tendrá iniciativas para generar empleos para aquellos que regresan. Igualmente, el INEGI ciertamente nos proporciona estadísticas sobre la dinámica demográfica del país, como son las entidades federativas nacionales de donde son originarios los inmigrantes, su sexo, etc. y esto es un buen comienzo, pero, ¿qué pasa con aquellos que cruzaron la frontera y de los que se conoce menos?, ¿Hay información que nuestros vecinos y socios comerciales puedan compartir? ¿Cómo la obtenemos como meros ciudadanos?

En México hay ingenio y habilidades para desarrollar tecnologías y prueba de ello es el desarrollo de tecnología para el entretenimiento (videojuegos, etc.) en el que nuestro país no sólo es uno de los más grandes consumidores sino desarrolladores (KPMG, 2010). Si dichas habilidades se combinan con el conocimiento de negocio y con información que nos ayude a tomar una dirección, se abre un número de posibilidades que antes podríamos haber considerado como poco probables.

Mi reflexión es, ¿Qué podríamos hacer nosotros? ¿Qué haría yo con una buena base de datos sobre el flujo migratorio? como investigador, aplicar nuevos métodos que nos ayuden a conocer más sobre el tema y tomar la oportunidad de crear algo que pueda tener un impacto social. ¿Cómo profesionistas y como empresarios, cómo podemos innovar para generar fuentes de empleo para aquellos que regresan a nuestro país? ¿Hay tecnologías o modelos de negocio que podamos desarrollar? ¿Cómo estudiantes y como universidad, cómo podemos contribuir a que aquellos paisanos tengan una oportunidad de seguirse preparando? ¿Cómo gobierno, cómo puedo compartir información que facilite el uso de esa inteligencia y conocimiento colectivo? Desde nuestra propia trinchera, usando nuestra creatividad y la información adecuada, muchos deberíamos estar en posición de crear soluciones.

Referencias

Tapscott, D., & Williams, A. D. (2008). Wikinomics: How mass collaboration changes everything. Penguin.

KPMG’s Competitive Alternatives (2010). Guide to International Business Location. Ed. 2010

Acerca del autor: la Dra. María Manuela Gutiérrez Leefmans es ex becaria de CONACYT. Realizó estudios sobre Administración Europea en la Ecole Superieure de Commerce, Rouen, Francia a nivel maestría. Anteriormente trabajó como docente en el área de Administración de Empresas de Westhill University, Santa Fé, Ciudad de México y ganó un “Teaching Award” de la Universidad de Manchester, Reino Unido por su desempeño como líder de seminarios en 2016. Es miembro de la Teaching Academy y del Institute of Small Businesses and Enterprises de Reino Unido. Ha presentado su trabajo de investigación en foros internacionales tales como Networks, Information Technology and Innovation Management en La Haya, Holanda; UK Academy of Information Systems en Oxford, Reino Unido y para la British Academy of Management en Liverpool, Reino Unido. Trabajó por diez años en diferentes industrias incluyendo la industria alimentaria, una empresa familiar naviera y la empresa farmacéutica Roche donde laboró por 7 años. Su experiencia abarca Logística, Cadena de Suministro, Negocios Internacionales, Comercio Exterior, Mercadotecnia y la Administración de Proyectos para la implementación de Sistemas de Información a nivel región Latino América. Para esto último, trabajó previamente en las oficinas corporativas en Basilea, Suiza. Se interesa en temas de investigación relacionados con Sistemas de Información e Internet (Tecnología Web 2.0, Social media, Internet of things, etc.) como herramientas para la creación de Modelos de Negocio; Estrategias de Innovación a nivel empresa, mercado e industria en un contexto dinámico; el Emprendimiento y la Economía Compartida vía mercados electrónicos; el Análisis Estratégico de búsqueda en línea y Redes Sociales; y el impacto de las nuevas tecnologías en las PYMEs.

Por: Dra. María Manuela Gutiérrez Leefmans

Profesor De Tiempo Completo, Administración De Empresas, UDLAP.

 

maria.gutierrez@udlap.mx

 

Disponible en formato PDF

Anterior Espejismo energético
Siguiente Vivienda para personas con discapacidad