Bienes públicos

Bienes públicos

Los bienes públicos son aquellos que podemos disfrutar sin tener que pagar por el beneficio que nos dan (por ejemplo, la naturaleza nos brinda playas, bosques, ríos, etcétera, mientras que el gobierno nos provee de parques, desfiles, malecones, entre otros), además no se puede evitar que las personas los utilicen, y su uso por una persona no reduce la capacidad de otra para poder usarlos.

La mayoría de los bienes son gestionados por los mercados, en donde participan activamente compradores y vendedores para la determinación de un precio que guía hacia la asignación eficiente de los recursos. Cuando los bienes no tienen un precio de mercado significa que las fuerzas del mercado están ausentes. Por tanto, los bienes públicos son todo un reto para el análisis económico, ya que cuando un bien no tiene un precio asociado a él, surgen problemas para la asignación eficiente de los recursos en una sociedad. El caso más común es el problema del «polizón» (una persona que recibe beneficios de un bien, pero evita pagar por él). Por ejemplo, si una persona organizara a un grupo adinerado de individuos para tratar de eliminar la pobreza, ellos estarían proporcionando un bien público. Si la pobreza desapareciera, el resto de las personas que no participaron serían polizontes, ya que disfrutarían de una sociedad sin pobres, sin haber contribuido a la causa; como resultado existiría una tendencia a ser «polizón» con la generosidad de otros, a pesar de que todos preferiríamos vivir en una sociedad sin pobreza.

Para solucionar este problema el gobierno tiene programas de combate a la pobreza que son financiados con los impuestos que pagamos todos los contribuyentes (no sólo el grupo adinerado). Estos programas también son un bien público, la diferencia es que con estos programas es más difícil ser «polizón».

Otro problema común es el deterioro de los parques nacionales y los centros recreativos. En estos lugares las personas pueden ir a disfrutar de un ambiente agradable. Sin embargo, como la entrada es libre, algunas personas podrían destruir las instalaciones (bancas, columpios, arbustos, lámparas, basura en el lago) dado que no pagaron por disfrutar de ese bien. Una posible solución –pero no ideal– sería concesionar el parque a una empresa privada para que lo administre y lo mantenga en buenas condiciones. Aunque esta solución mejoraría el estado del bien, éste dejaría de ser público, ya que la empresa privada cobraría la entrada al parque y se convertiría en un bien privado. En este tipo de casos, la mejor solución es el civismo, si todos actuamos de manera cívica, los bienes públicos no tendrían por qué volverse privados y el beneficio que generan sería para toda la sociedad.

Acerca del autor: gracias a una beca otorgada por el CONACyT para realizar estudios de posgrado en el extranjero obtuvo el grado de Doctor en Economía Financiera: Banca y Bolsa en la Universidad Autónoma de Madrid (Doctorado con Mención de Calidad en el extranjero) con Sobresaliente Cum Laude por Unanimidad (máxima calificación otorgada por las universidades españolas). Obtuvo el Premio Extraordinario a la Mejor Tesis Doctoral de la Facultad de Ciencias Económicas y Empresariales de la Universidad Autónoma de Madrid en el Ciclo Académico 2009 – 2010. Realizó sus estudios de Maestría en Economía Financiera: Banca y Bolsa en la Universidad Autónoma de Madrid y sus estudios de Licenciatura en Economía en la Universidad Autónoma Metropolitana – I, en la que se le otorgó la Medalla al Mérito Universitario por obtener la calificación promedio más alta de la generación. Al inicio de su Licenciatura obtuvo una beca por parte del Instituto Italiano di Cultura della Cittá del Messico, lo que le permitió el conocimiento de la lengua, cultura e historia italiana a la par de sus estudios en Economía. En materia docente imparte las asignaturas: Macroeconomía II, Análisis de Inversiones I y II, Economía Financiera, Microeconomía I, Econometría II, Principios de Economía, Finanzas Internacionales, y Principios de Microeconomía. Como investigadora, publica artículos en revistas arbitradas e indizadas, sus trabajos de investigación se centran principalmente en Economía Financiera (Fondos de Inversión, Microestructura de los Mercados Financieros, Banca de Inversión, Gestión de Carteras, etc.). Actualmente es miembro del Sistema Nacional de Investigadores (SNI), Profesor-Investigador de Tiempo Completo y Director Académico del Departamento de Economía de la UDLAP, así como Columnista en el Periódico El Sol de Puebla en donde publica artículos sobre temas económicos relevantes.

Por: Dra. Elitania Leyva Rayón
Directora Académica del Departamento de Economía de la UDLAP
elitania.leyva@udlap.mx

Disponible formato PDF

Anterior Tasa de desempleo
Siguiente Crecimiento económico en México