Así son los auditores

Así son los auditores

Este es un estudio exploratorio, integrado con información obtenida del servicio de red social, orientada a los negocios llamada Linkedln. Incluye información de contadores públicos que trabajan en  seis grandes despachos internacionales de auditoría y que operan en diferentes ciudades de México, así como en un despacho especializado, en asuntos fiscales.

Hasta el momento se han considerado un total de 459 personas, 256 del Despacho A, 120 del B, 28 del C, 38 del D, 3 del E, 10 del F y 4 del G. Hay mínimas diferencias entre los despachos, de manera que la información se maneja como un solo conjunto.

Se tiene datos de un total de once puestos diferentes, con el nombre que les asigna cada una de las organizaciones. Esto se menciona para resaltar que no hay un sesgo por el puesto, o por el nivel organizacional en los resultados; 23% son encargados de auditoría, 21% managers, 20% socios, 18% gerentes y el 18% restante está repartido entre siete puestos diferentes: consultor, asociado, director, supervisor y otros.

El 51% trabaja en la ciudad de México, el 19% en Nuevo León, 6% en Jalisco, 5% en Puebla, 13% dividido entre quince estados y el 6% final labora fuera del país. Debe destacarse la importancia que está teniendo Puebla en este ámbito.

Después de su cursar la licenciatura de contador público (con los diversos nombres que se le da en las universidades) sólo 17% ha estudiado un curso o diplomado y el 14% una maestría. Por cierto, en 459 casos sólo uno declara tener doctorado y no es en el área contable.

Puede verse que la situación ha cambiado muy poco en los últimos cuarenta años, los auditores siguen basando su desarrollo laboral exitoso en el aprendizaje práctico que obtienen en su diario desempeño y en los cursos que toman dentro del despacho, o en su colegio profesional, directamente relacionados con la auditoría o los impuestos.

De los que han estudiado maestría, un 35% lo ha hecho en administración, 38% en impuestos, 15% en finanzas y el 12% restante en cuatro diferentes áreas. La preferencia por la administración, los impuestos y las finanzas nos revelan intereses muy concretos de satisfacer necesidades profesionales. Deliberadamente no se consignó el tema de estudios diferentes de maestría, como diplomados o cursos aislados, por su diversidad y por el hecho de no tener la misma validez académica que una maestría, aunque se reconoce su importancia práctica. Sin precisar números puede decirse que la mayoría de dichos cursos son en impuestos, normatividad contable o finanzas.

Algunos no consignan sus datos académicos, de los que sí lo hacen hay una situación nivelada, 39% provienen de universidades públicas y 46% de privadas.

Acerca del autor: Contador Público con estudios de Maestría en Administración y candidato a Doctor en Educación. Con más de 40 años de experiencia docente y profesional en contabilidad, costos, análisis financiero y auditoría. 291 cursos impartidos en diversas universidades, de los cuales el 88% ha sido a nivel licenciatura y el resto en maestría. 194 módulos de diplomado impartidos a personal de diversas empresas. Autor de los libros “Contabilidad 1”, “Costos” y “Contabilidad Administrativa” con editorial Pearson. Articulista en diversos periódicos y autor de su propio blog “Visión Financiera”. Coordinador de las materias Contabilidad Financiera, Contabilidad de Costos, Análisis de Costos y Contabilidad Gerencial.

Por: Mtro. Francisco Calleja Bernal
Profesor de tiempo completo del Departamento de Finanzas y Contaduría de la UDLAP
francisco.calleja@udlap.mx

Disponible formato PDF

Anterior La escritura, la imagen y la (im)posibilidad de la crítica
Siguiente Y, después de la hospitalización… ¿qué?