Aguinaldo de Carstens

Aguinaldo de Carstens

Hace unos días acabó el mes esperado por todos, y es que en Diciembre no sólo hay posadas y cenas navideñas, también recibimos el aguinaldo. En este contexto, desde inicio de mes se divulgó en diferentes medios de comunicación el monto del aguinaldo que percibiría el gobernador del Banco de México, y como era de esperarse -dada la pobreza, el desempleo y la falta de oportunidades en nuestro país- la noticia sobre su aguinaldo ha causado revuelo principalmente en las redes sociales.

Pero de lo que casi no se ha hablado es de los logros de Agustín Carstens al frente del Banco de México, pareciera que su aguinaldo (o incluso su masa corporal) son más relevantes que sus funciones dentro de la institución encargada de mantener la estabilidad de nuestra moneda mediante el control de la inflación. Carstens comenzó su carrera en Banxico en 1980, cuando tenía 22 años.  A los 25 años obtuvo el 1er lugar en dos de los premios nacionales de Economía más importantes de México por su tesis de maestría. A los 27 años obtuvo su doctorado en la Universidad de Chicago. De 1999 al 2000 fungió como Director Ejecutivo en el FMI. En el 2006 fue nombrado Secretario de Hacienda, cargo que desempeñó hasta el 2009. Al mismo tiempo fue Presidente del Comité de Desarrollo del FMI y del Banco Mundial (del 2007 al 2009).

En el 2011 estuvo entre los candidatos para ser Director Gerente del FMI (máximo cargo), pero aun teniendo toda la capacidad para ocupar ese cargo al parecer su principal obstáculo fue ser mexicano, ya que frente a la crisis económica en Europa se decidió que un europeo ocupara el puesto. Desde el 1ro de Enero del 2010 es el Gobernador de Banxico. Entonces, queda claro que tenemos a una persona con la preparación necesaria para coordinar la política monetaria que México necesita para evitar las distorsiones inflacionarias que impiden el crecimiento económico. Su postura conservadora le ha permitido alcanzar la inflación anual objetivo (3% +/- 1%), lo que coloca a México en niveles de inflación históricamente bajos. Con ello, se han manteniendo estables los tipos de interés nominales, mientras que los salarios reales han mantenido su poder adquisitivo.

Además, han desaparecido los problemas de incoherencia temporal, brindándole credibilidad al Banco. Y se han evitado distorsiones fiscales como los episodios de ilusión monetaria que podrían llevar a los contribuyentes a un tramo impositivo incorrecto.  De este modo, podemos ver que si se incluyera una cláusula sobre productividad, quizás habría más claridad del porqué de su “abultado” aguinaldo.

Acerca del autor: gracias a una beca otorgada por el CONACyT para realizar estudios de posgrado en el extranjero obtuvo el grado de Doctor en Economía Financiera: Banca y Bolsa en la Universidad Autónoma de Madrid (Doctorado con Mención de Calidad en el extranjero) con Sobresaliente Cum Laude por Unanimidad (máxima calificación otorgada por las universidades españolas). Obtuvo el Premio Extraordinario a la Mejor Tesis Doctoral de la Facultad de Ciencias Económicas y Empresariales de la Universidad Autónoma de Madrid en el Ciclo Académico 2009 – 2010. Realizó sus estudios de Maestría en Economía Financiera: Banca y Bolsa en la Universidad Autónoma de Madrid y sus estudios de Licenciatura en Economía en la Universidad Autónoma Metropolitana – I, en la que se le otorgó la Medalla al Mérito Universitario por obtener la calificación promedio más alta de la generación. Al inicio de su Licenciatura obtuvo una beca por parte del Instituto Italiano di Cultura della Cittá del Messico, lo que le permitió el conocimiento de la lengua, cultura e historia italiana a la par de sus estudios en Economía. En materia docente imparte las asignaturas: Macroeconomía II, Análisis de Inversiones I y II, Economía Financiera, Microeconomía I, Econometría II, Principios de Economía, Finanzas Internacionales, y Principios de Microeconomía. Como investigadora, publica artículos en revistas arbitradas e indizadas, sus trabajos de investigación se centran principalmente en Economía Financiera (Fondos de Inversión, Microestructura de los Mercados Financieros, Banca de Inversión, Gestión de Carteras, etc.). Actualmente es miembro del Sistema Nacional de Investigadores (SNI), Profesor-Investigador de Tiempo Completo y Director Académico del Departamento de Economía de la UDLAP, así como Columnista en el Periódico El Sol de Puebla en donde publica artículos sobre temas económicos relevantes.

Por: Dra. Elitania Leyva Rayón
Directora Académica del Departamento de Economía de la UDLAP
elitania.leyva@udlap.mx

Disponible formato PDF

Anterior Micro-consumo y Micro-nichos
Siguiente Lavado de Dinero